Acompañamiento psicológico online 

¿Sientes que has perdido el rumbo?
Te ayudo con ello.


PIDE CITA

¿Te resuena alguna

de estas situaciones?

  • Mis ánimos están por los suelos.
  • Vivo con ansiedad.
  • Me decepciono en el amor.
  • Mi relación no funciona.
  • Siento que repito patrones.

Es decir, que no sabes qué hacer con tu problema, sientes que te has perdido y saber hacia dónde vamos no tiene precio.

Te estarás preguntando cómo alguien que ni te conoce puede ayudarte. Para empezar, antes de ser psicóloga soy otro ser humano que se emociona, se preocupa y por supuesto, sufre. Partiendo de esta premisa, empatizo perfectamente con tu malestar.

Verás, no tengo una varita mágica que haga desaparecer los problemas de los demás, pero mi formación continua me permite acumular una serie de aprendizajes que me sirven como brújula para entender lo que realmente nos lleva a las personas a sentirnos en paz, independientemente de la situación de partida.

Sé cómo se va hacia esa dirección, conozco el camino y quiero mostrártelo. Honestamente tengo que advertírtelo, esto no va de humo: va de curro. No obstante, todo es más fácil cuando sabes que hay alguien que te acompaña en el proceso.

¿Y esta quién es? Pensarás


Pues soy Roser y, a parte de tener un nombre un tanto complejo de pronunciar y llevar el jersey a juego con los colores de la web, soy psicóloga colegiada (CV16986), sexóloga y terapeuta de parejas.  

Mi trabajo consiste en ayudar a las personas a que sean capaces de gobernar sus vidas a través de un acompañamiento psicológico cercano, riguroso y eficaz que las ayude a solucionar sus problemas de la vida, sean puntuales o cuestiones más complejas. Y sí, es un topicazo, pero para qué mentir: lo mío es totalmente vocacional, con lo cual no significa que me lo tome a guasa, bien al contrario, pues mi trabajo es (casi) lo más importante para mí (ya sabemos que lo primero siempre es la salud).

Concibo mi profesión algo así como ser un poco detective: tienes un reto delante y a veces parece sencillo, otras veces no tanto, pero evalúas el caso, indagas y analizas hasta que te vas al núcleo de la cuestión: ¡Eureka! Ahí sucede la magia. En ese momento la persona ya sabe lo que tiene que hacer para avanzar y, aunque requiera de un acompañamiento, no es lo mismo que ir por la vida sin mapa. Ni te imaginas (o sí) la satisfacción que eso me produce. 

Por lo tanto, a través de estrategias de intervención adaptadas a cada caso, las personas que solicitan mi ayuda y yo formamos un equipo y trabajamos conjuntamente para tomar acción y que el atasco se resuelva, logrando los objetivos establecidos.

Si definitivamente tus días te dan guerra, cuenta conmigo; te ayudaré a que seas capaz de afrontar esas dificultades que se han presentado en tu vida, trabajando tu autonomía y sacando a flote tus propios recursos para que logres la calidad de vida que mereces.

Roser Sans

¿Que cómo te puedo ayudar?

Pues mira, para empezar, no hace falta ni que te muevas de casa. Puedes hacer terapia tranquilamente desde el confort de tu hogar y con todas las garantías de confidencialidad y profesionalidad.

01

Psicoterapia individual

Te ayudaré a superar el obstáculo que se ha presentado en tu vida a través de un trabajo que te facilite comprender la situación y avanzar de la forma más adaptativa posible. Trazaremos el camino que te llevará al objetivo pautado.

02

Terapia de pareja

Si estáis pasando por momentos complicados, exploraremos cuáles son las causas y qué soluciones aplicar en cada situación para recuperar el bienestar y armonía deseados.

Beneficios que obtienes

trabajando conmigo

1. Soluciones individualizadas: cuando se ha intentado por medios propios solucionar el problema, pero no ha funcionado, acudir a consulta psicológica es obtener un servicio profesional. Al otro lado tienes a una persona que se forma continuamente para saber cómo ayudar a quien tiene delante, siempre de forma individualizada. 

2. Prevención: prevenir es mejor que curar. Los psicólogos no curamos, pero ya me entiendes. Comprender cómo funciona esta que tenemos entre las orejas y cuáles son las conductas que podemos cambiar y sobre todo, cómo hacerlo, nos convierte en personas más autónomas. Aprendiendo a detectar nuestro talón de Aquiles, se afronta mejor el porvenir y es más difícil repetir errores. ¡El autoconocimiento es clave!

3. Avances y paz mental: ¿acaso no merecemos las personas vivir en paz y estar bien con nosotros mismos y con los demás? Invertir en calidad de vida nunca está de más. Cuando hablo de paz mental no trato de venderte la fórmula de la felicidad. No, no y no. Me refiero a algo más mundano: que te las sepas apañar para estar razonablemente a gusto en este mundo cada vez más loco. 

Algunos han querido dejar su opinión, ¡mil gracias!